Rimadores

  • Facebook
  • Twitter
  • Send
  • Print

Rimadores

summary

Rimar es como la gripe: a menudo no sabes que viene hasta que la tienes, como cuando te dicen: "Dame un tenedor, por favor".
  • The RIF Guide to Encouraging Young Readers
  • Poetry
    • 1-2
    • 3-5
    • 6-8
    • 9-12
    • teen
  • Minimal, Multiple
  • Indoor
  • Play

Rimar es como la gripe: a menudo no sabes que viene hasta que la tienes, como cuando te dicen: "Dame un tenedor, por favor". Cuidado: rimar puede ser muy contagioso, sobre todo para los niños. Diga una palabra y deje que los niños digan palabras que rimen hasta que se agoten las posibilidades. Según la edad de los niños, puede que quiera aceptar palabras disparatadas o inventadas; después de todo, ¡claro que riman! Cuando tenga tiempo, pruebe con uno de estos juegos de rimas, que son apropiados para niños mayores: El fantasma rimador. Juegue al fantasma,un juego en el cuallos jugadores se turnan diciendo palabras que riman hasta que un jugador no puede pensar en ninguna más. Ese jugador se pone una "F" de castigo. El juego sigue con una palabra nueva en cada vuelta. Cuando los jugadores acumulan todas las letras de la palabra fantasma, salen del juego. Se juega hasta que queda un solo jugador que es el que gana. O puedesuspender el juegocuando lleva ventaja ocuando los niños empiezan a aburrirse. Jink Pink. Este juego de rimas puede ser un desafío para niños mayores. Los jugadores se turnan para inventar definiciones ingeniosas que relacionan un par de palabras que riman. El jugador propone la definición como una pregunta y los otros jugadores intentan adivinar la respuesta. Por ejemplo, ¿qué cosa es dulce y no te engaña? ¡Miel fiel! ¿qué cosa tiene luz y es extraño? ¡Faro raro! Eso es un Jinki Pinki porque tiene dos sílabas que riman; también se pueden hacer Jinkiti Pinkitis con pares de palabras que tengan tres sílabas que riman. Limericks - Poesías humorísticas. A los niños les encanta inventar estas poesías disparatadas de cinco versos. Utilizando la fórmula tradicional, Érase una vez, pueden inventar poemas graciosos en clase, en casa, e incluso en el camino. Pueden ser sobre miembros de la familia, amigos o personas imaginarias. Por ejemplo: Érase una vez una niña, María que llevaba en un bolso una sandía. Como tanto le pesaba, cuando por aquí pasaba, aayudarla tuvo que venir su tía. Érase una vez un niño, José que al andar levantaba mucho el pié. Y al pasar por la estación se pegó un gran tropezón Con un hombre que llevaba un gran quinqué.

HELP a young reader

Give & Save Campaign

GET our newsletter

Rimadores